El primer debate político televisado del mundo

Esta entrada va destinada a los muy amantes de la historia política y de la comunicación política. Hace unos meses se conmemoró en Estados Unidos el 50º aniversario de un acontecimiento que cambió, de la noche a la mañana, el concepto de las campañas políticas y de la manera de dar a conocer a los políticos frente a la gran masa de electores. 

Igualmente, esta semana se conmemora el 50 aniversario de la toma de posesión del Presidente de EE.UU. John F. Kennedy.  El 20 de enero de 1961, Kennedy, junto con Lyndon B. Johnson, juraron sus cargos de presidente y vicepresidente respectivamente, en Washington D.C.

Volvamos ahora al primer debate. El 27 de septiembre de 1960 tuvo lugar por primera vez en la historia el primer debate televisado y en directo entre dos candidatos a la Presidencia. Tuvo lugar en un estudio de Chicago entre, ni más ni menos, el por entonces jovencísimo senador demócrata John F. Kennedy y el republicano Richard Nixon. El debate fue seguido en director por más de cincuenta millones de espectadores.

Los telespectadores, tras la conclusión de este histórico debate, dieron como claro vencedor a John Kennedy, tanto por su imagen como por su presencia en cámara.

Previamente al debate, JKF había estado haciendo campaña en California y estaba moreno y fuerte. En cambio, Nixon había estado ingresado en el hospital el día anterior por un dolor fuerte de rodilla, y estaba algo pálido y físicamente débil. También se sumó el factor de que Nixon se negó a maquillarse para aparecer mejor ante las cámaras.

 (Imagen izquierda) Nixon y JKF vistos en directo desde el televisor

Lo curioso viene a continuación. En cámara, JFK ganó con contundencia a Nixon tanto en presencia como en imagen, pero no en contenido. Esto quedó de manifiesto en todos los sondeos radiofónicos que se realizaron después del debate, que daban como claro ganador a Nixon frente a Kennedy. Los ciudadanos que solo pudieron escuchar el debate a través de la radio y sin ver la televisión mayoritariamente dieron como vencedor a Nixon. 

El debate, visto desde el plató. Chicago, 1960 (imagen derecha)

Después de los “grandes debates” entre JFK y Nixon (hubo un total de cuatro a lo largo de la campaña), otros países del mundo decidieron incluir en sus campañas debates presidenciales. Alemania, Finlandia, Suecia, Italia y Japón fueron los primeros en seguir la estela de EE.UU. en la década de los 60 y 70.

Joe McGinniss, uno de los estrategas contratados por el equipo de Nixon durante su campaña de 1960, comentó años más tarde que “con la llegada del televisor, y con el conocimiento de cómo podrá ser utilizado para persuadir a los votantes, los valores tradicionales de la campaña desaparecerán”.

En España el primer debate entre candidatos a La Moncloa tuvo lugar más de tres décadas después del debate JFK – Nixon. Se retransmitió el 24 de mayo de 1993 desde el plató de Antena 3 Televisión en Madrid (el segundo debate tuvo lugar siete días después desde el plató de Telecinco), donde Felipe González, ya por entonces presidente de España desde el año 1982, debatió con el joven candidato popular y líder de la oposición José María Aznar. El periodista Manuel Campo Vidal actuó como moderador.

Este primer debate fue seguido por una media de 9.600.000 espectadores con una cuota de pantalla del 61,8%, siendo una de las emisiones más vistas en España en los últimos quince años. El segundo debate tuvo aún mejores resultados, registrando un 75,3% de cuota de pantalla con un seguimiento medio de 10.500.000 espectadores.

El debate González – Aznar fue muy esperado. Todos los españoles tuvieron la oportunidad de comparar a los posibles candidatos a la presidencia mano a mano, uno al lado del otro, respondiendo a las mismas preguntas y argumentando en directo mientras que millones de españoles formaban su opinión y voto pegados al televisor. 

El primer debate en España: Felipe González y José María Aznar. Madrid, 1993

Pues bien, han pasado ya exactamente cincuenta años desde que los políticos comenzaran a debatirse mano a mano en la televisión. Este formato ha cambiado radicalmente la forma de hacer campañas electorales. Ahora, para la mayoría de las campañas, la pieza angular son los debates televisados. Son momentos en los que los candidatos menos “populares” se pueden dar a conocer (Nick Clegg –2010- es un clarísimo ejemplo reciente) o bien cuando las grandes figuras (como John F Kennedy en 1960) se consolidan como futuros líderes de masas.

About these ads

Una respuesta a El primer debate político televisado del mundo

  1. Anónimo dice:

    sería interesante ver un debate político a día de hoy, las últimas elecciones en España se ganaron por la imagen y la gran campaña de comunicación, pero a estas alturas, es posible que siga ganando la imagen en lugar del contenido?….sería como la dicta la canción entonces “antes muerta que sencilla”…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: